>arquitectura contextual sin mimetismos

>En Baleares, en la isla de Fermentera, hay un fragmento muy representativo de territorio interior que se llama Es Pujol de s’Era. Este lugar, de topografía practicamente plana, esta salpicado de campos de trigo y cebada y bosques de sabino, romero y enebro. Esta intervención, de Marià Castelló, busca refugiarse entre la vegetación existente y un muro de piedra colocado en seco. La casa, de 12mx12m, es también el estudio de la arquitecta. Invadiendo mínimamente el terreno, la casa toma el bosque trasero como un jardín autóctono de cero mantenimiento pero gran belleza y privacidad.


La casa toma forma siguiendo dos directices: una, la orientación norte-sur, y otra, la segregación del espacio público y privado. Hacia el norte se encuentra la parte más expuesta de la casa, con el estudio de arquitectura aprovechando la luz. Hacia el sur se encuentra la pequeña vivienda-refugio para la pareja.


La envolvente del edificio es de termoarcilla revestida y hormigón armado, y se prolonga horizontalmente para proveer de un espacio de transición interior/exterior, muy necesario en este lugar tan soleado. Un retranqueo perimetral hace sentir que el cuerpo levita levemente sobre el terreno.

No es ninguna novedad, no inventa el hilo negro (de hecho recuerda mucho a la icónica Farnsworth, excepto que sin tanta ligereza), pero de tantas adaptaciones de este tema me parece una buena. Además, muero por un librero como este:

imagenes y memoria original: arkinetia.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 7207 veces