>Mathias Klotz se burla de las ordenanzas.

¿Qué hacer cuando te dicen que el techo de la casa que diseñas debe de tener una pendiente mínima del 26%? Sacarle la vuelta inteligentemente a las reglamentaciones, digamos algo como así:

Con esta serie de pequeños techos, se cumple con la ordenanza y a la vez de bañan todos los espacios de luz natural. La casa Techos, ubicada a orillas del Lago Nahuelhuapi, en el sur de Argentina, se abre en vistas al lago y a un bosque con árboles bicentenarios. Un dato interesante es que en la zona de acceso se construyó la casa del vigilante (Techitos) como una manera de resolver detalles constructivos en una escala 1:1. Me parece excelente que se busque la perfección en el detalle y la ejecución hasta ese punto, ya que te permite obtener cosas como ésta:


via: Mathias Klotz arquitectos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 6982 veces