>La cita del lunes

>Paseando en Sanborns tuve un encuentro fortuito en el anaquel de las revistas: Tierra Adentro, número 153, que prometía un artículo de arquitectura hecha en Monterrey. Me topé con un ensayo de Erick Vázquez que supuestamente lidiaba con el diseño de interiores. Lo que encontré fue un delicioso tratado de la intimidad, fisurado en sus distintos componentes.

“Arquitectura significa literalmente principio protector. Una idea de aquello de donde venimos, de aquello que se llama ‘el origen’, siempre estará ahí para darnos cobijo, aquello a lo que habremos de volver, así sea el polvo. Nacer significa ser expulsado del primer hogar, en donde todo era obscura humedad. Cruzar una puerta estará siempre significado de acceder a una intimidad propia o ajena, la relación sexual esta calada de imágenes de domesticidad. ¿Qué es el dolor entonces? ¿Por qué la intimidad está tan expuesta? Ésta es tal es la razón de que un edificio parezca tener vida independiente de los humanos que lo construyen y habitan, que la vida del espíritu es, por más construida que se encuentre de las voces de los otros, por más que se edifique de las cosas vistas u oídas y sentidas, una soledad ensimismada, una sombra inalcanzable al afecto de los otros”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 2130 veces