Paimio sanatorium

referentes: Paimio Sanatorium


La alta incidencia de casos de tuberculosis en la Finlandia de entreguerras llevó a la construcción de un gran número de sanatorios por todo el país. Uno de estos es el sanatorio Varsinais-Suomi para tuberculosis tuberculosis el cual contaba con el fuerte soporte financiero de 48 municipalidades y 4 ciudades. Paimio se eligió como la locación ideal y se sometió a concurso el diseño, el cual se decidió en enero de 1929. El jurado estaba compuesto por Jussi Paatela y Väinö Vähäkallio, ambos entusiastas de las últimas tendencias en arquitectura moderna.

Alvar Aalto concursó con el seudónimo de un boceto de una ventana. El jurado dijo de su propuesta:
“El sketch is arquitectónicamente interesante, pero como un todo es inquieto y afectado. Las habitaciones están correctamente ubicadas, poniendo aparte el almacén y el laboratorio. Los baños son innecesariamente extensos. El extenso tamaño del muro externo se podría reducir ensanchando el edificio-el volúmen general del edificio es pequeño.” La propuesta de Aalto se colocó primera entre las 13 concursantes.

El grado al que los planos estaban completados demuestra que el edificio había sido pensado mucho. En particular parecía que la localización del hospital en el sitio estaba cuidadosamente considerada.

Las funciones básicas del edificio se resolvieron de manera que cada ala del edificio funcionara como una unidad en si misma. El ala A es la de los pacientes, con balcones hacia el sur para tomar el sol. El ala B contiene las áreas comunes: salas de tratamiento, comedor, biblioteca y salas de descanso. El ala C es principalmente de servicio: lavandería, cocinas y vestuarios. El ala D, de una sola planta, contiene las calderas. La circulación se centra en el acceso entre el ala A y la B, con las escaleras anexas a estas, que en conjunto dan servicio a las otras alas del edificio.

El foyer funciona como un espacio de transición entre las distintas zonas del sanatorio. El mobiliario original incluía hasta zapateros para las pantuflas de los pacientes, enfatizando el ambiente hogareño para los pacientes de estadías largas. Fue diseñado en su totalidad por Aalto y su esposa Aino, y muchas piezas aún las produce Artek.

Para Aalto, el edificio en si era un instrumento médico. En 1929 el único tratamiento conocido para la tuberculosis era reposo, aire limpio y sol. Aalto tomó especial cuidado para que el hospital contara con abundante sol y aire, e incluso diseño los caminos y recorridos en los jardínes anexos al edificio. Cuando en los años cincuentas se redujo drásticamente la enfermedad gracias a los antibióticos, el sanatorio se transformó en un hospital general.

fuente: Alvar Aalto Foundation

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 2229 veces