Maison L

Maison L

La historia de esta casa se parece a la de un buen vino, de maduración larga. En 2004, con el proyecto de hacer crecer su casa, los dueños deciden llamar a Christian Pottgiesser, un arquitecto que habían visto en una publicación.  La familia, que tiene cuatro hijos, desea hacer una extensión a su casa y se les ocurre usar el invernadero de naranjos en un castillo del siglo XVIII que se encuentra en el límite de su terreno. Seis años más tarde y una docena de proyectos propuestos, estudios distintos y propuestas de modificación de la casa se terminó el año pasado. El programa tomó forma a través de un proceso iterativo de amplios debates entre el cliente y el arquitecto, además de respeto a las limitaciones locales: tres lados del perímetro con Monumentos Históricos, la obligación de un tejado a dos aguas, conservación de una red de elevación de aguas residuales que divide el jardín. A tientas, vacilando, se fue dibujando el deseo de beneficiarse de las áreas comunes para toda la familia y apartamentos privados para cada uno de sus miembros. De ahí que la propuesta final sea a la vez clara y sorprendente: una base poderosa desde la que surgen las cinco torres pequeñas, erigidas en un tótem, una para todos, incluyendo a los padres y los hijos.

 

El interior de la ‘naranjería’ se desmantela para revelar sus techos originales de 7m de altura. Debido al estricto código de construcción que permite solamente la construcción de edificios únicos, un anexo era la vía posible. El espacio base se entierra dos metros para poder elevar esas torres. Las zonas comunes se van gradualmente decantando hacia zonas más privadas, sin puertas, para cada individuo de la familia. º

Las cubiertas son accesibles gracias a la pendiente del solar y a una serie de puentes que flanquean el edificio desde el lado oeste. Los muros de hormigón visto fueron creados minuciosamente con una mezcla de cemento blanco y agregado gris claro, encofrados en maderas de distintos largos para darle un aspecto natural. El resultado es sencillo y elegante: una pequeña villa de torres, con una propuesta distinta de ocupación que la casa tradicional.

 

 

fuente: dailytonic

fotos: George Dupin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 1712 veces