Kinecontexto: entorno en movimiento

Kinecontexto: entorno en movimiento

¿Cuál es el rol del espacio y el tiempo en el contexto?
En contrapunto con la visión heideggeriana de un contexto fenomenológico, Rem Koolhaas se ha empeñado en hablar de la obsolescencia de este concepto en un mundo en vertiginoso cambio. En la ciudad contemporánea de flujos incontables y constantes permutaciones, una relación móvil con el entorno y las configuraciones internas de la arquitectura podría ser la más adecuada.

_

No hay ninguna meseta de descanso o estabilización. Una vez que te interesas en cómo evolucionan las cosas, tienes una perspectiva

infinita, porque significa que te interesa articular la evolución, y por lo tanto el cambio potencial, la potencial redefinición.” -Rem Koolhaas (Fairs, 2004)

En la práctica arquitectónica usualmente entendemos contexto como el lugar en el que se actúa y se diseña. De éste lugar interesa tanto su forma física como su cultura, su visualidad pero también su carácter profundo. Una arquitectura contextual es aquella que surge del sitio, que de alguna manera parece pertenecer a determinado tiempo y lugar. Después de la fé ciega de la modernidad en su capacidad de implantarse en cualquier sitio, un fuerte movimiento reactivo abogó por el rescate de la arquitectura ligada al lugar. El contexto es la otra cara de la ubicuidad modernista, el pliegue que permite justificar una obra por pertenecer a un tiempo, espacio y cultura determinada.

Sin embargo ¿son todos los contextos valiosos intrínsecamente? ¿Es, en la realidad moderna, válido intentar justificar una obra desde su entorno presente, cuando éste evoluciona de manera tan vertiginosa? ¿Por qué usamos a Heidegger para justificar la territorialización y a Deleuze para justificar la desterritorialización? ¿Es la territorialización y la contextualización lo mismo? En realidad, la postura de Heidegger y la de Deleuze no son opuestas. Deleuze busca impregnar de posibilidades la teoría Heideggeriana, llenarla de dudas para abrir un universo vivo de posibilidades y alternativas.

Sin duda muchas obras arquitectónicas de gran valor tienen una fuerza expresiva y una contundencia impresionante a raíz de su agenciamiento con el sitio en el que fueron creadas. El tema que nos preocupa no es ser contextual o acontextual, entonces, sino tratar de definir una lógica de la contextualización que corresponda a la complejidad de la situación urbana actual.

Los sistemas complejos solo pueden comprenderse en movimiento.

Dada la complejidad de la metrópolis, la capacidad de comprender más aspectos de ella es el movimiento. La ciudad no es estática: evoluciona no solo a través del tiempo, sino de la distancia. Incluso las cosas que percibimos como estáticas están en constante movimiento, es todo cuestión de perspectiva. Mientras más estratos de una ciudad es capaz de asimilar la arquitectura, más rica se vuelve.

Esta interpretación del contexto como algo dinámico, con posibilidades más allá de la estabilización es lo que defino como kinecontexto

(para leer el ensayo completo en su formato original pincha aquí).




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este post ha sido leído 1189 veces